SOAT: ¿Qué tipo de daños incluye para los efectos de la reparación civil en accidentes de tránsito? [Recurso de Queja 843-2021, La Libertad]

0
1363
SOAT reparación civil en accidentes de tránsito Recurso de Queja 843-2021, La Libertad

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Lima, nueve de diciembre de dos mil veintiuno

AUTOS y VISTOS: el recurso de queja interpuesto por Merly Julissa Tello Espinoza (tercero civil responsable) contra el extremo de la sentencia de vista expedida el diecinueve de febrero de dos mil veintiuno por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, que confirmó la sentencia emitida el dieciocho de junio de dos mil veinte por el Juzgado Penal Unipersonal de la Provincia de Virú de la referida Corte, que fijó en S/ 179 (XX) —ciento setenta y nueve mil soles— y en S/ 279 (XX) —doscientos setenta y nueve mil soles— los montos de pago solidario a favor de los herederos legales de los occisos Justo Rodríguez Cuba y Próspero Saucedo Yzquicrdo. respectivamente, en el proceso que se le siguió a Alberto José Mendoza Tovar[I] como autor del delito de homicidio culposo —tercer párrafo del artículo 111 del Código Penal—, en agravio de los citados fallecidos, a cinco años y cuatro meses de pena privativa de libertad y lo inhabilitó —suspensión de la autorización para conducir vehículo e incapacidad para obtener autorización para conducir vehículo— por el mismo periodo de tiempo.

[Lee también: Cohecho Pasivo Propio: Las exigencias del principio de prueba suficiente para enervar el principio de presunción de inocencia [Recurso de Nulidad  257-2018, Lima]

Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

CONSIDERANDO

Primero. Fundamentos del recurso —folios 2-14—

1.1 La recurrente Tello Espinoza interpone recurso de queja conforme a los incisos 2 y 3 del artículo 437 del Código Procesal Penal —en lo sucesivo. CPP—. Aduce que la Sala interpretó erróneamente el inciso I del artículo 427 del CPP —la casación procede contra las sentencias que pongan fin al proceso—, pues la impugnante apeló el extremo de la reparación civil —confirmada por segunda instancia: por ende, se puso fin al proceso—.

1.2. Sin embargo, el Colegiado desestimó la casación porque la recurrente no propuso tema de interés casacional —artículo 427 del CPP—. pues el delito objeto de este proceso fue el de homicidio culposo —cuya pena en su extremo mínimo es de cuatro años—. Empero, la recurrente sostiene que, al no haber impugnado ni la condena ni la pena, la exigencia de propuesta casacional no la vincula.

1.3. Agrega que señaló y justificó cada motivo casacional —artículo 429 del CPP— invocado. Como tal. la resolución de vista carece de motivación.

Segundo. Resolución que desestimó la casación —folios 95-97—

2.1. La Sala denegó el recurso porque la recurrente no propuso tema casacional alguno, ya que el delito objeto del proceso no cumplió con el estándar mínimo de gravedad previsto en el literal a) del inciso 2 del artículo 427 del CPP —la pena debe ser mayor de seis años—.

[Lee también: ¿Taxista tiene obligación de revisar documentos antes de aceptar manejar un vehículo? (R. N. N.° 1699-2018, Lima)

Tercero. Fundamentos del recurso

3.1. Preliminarmente, la descripción del hecho. El cinco de mayo de dos mil diecinueve, a las 3:45 horas, la PNP-Carreteras-Viró realizaba patrullaje a la altura del kilómetro 511+ 800 de la carretera Panamericana Norte. Entonces, se percató de que el bus de la empresa Royal Palace S. A. de placa B9N-957 era conducido por Próspero Saucedo Yzquierdo y su copiloto era Justo Rodríguez Cuba —víctimas—, quienes detuvieron su marcha para reparar una avería del vehículo.

3.2. En dicha circunstancia fueron atropellados por el vehículo de placa T4Y- 037, conducido por Mendoza Tovar —sentenciado—, quien estaba ebrio —1.41 g/1 do alcohol en In sangre— segundo periodo en la tabla de alcoholemia— y no conducía a una velocidad razonable. Su responsabilidad se acreditó tras valorarse conjuntamente el Informe Técnico número 450-19-111, que señaló que la acción negligente fue la de Mendoza Tovar.

3.3. En su recurso de casación —folios 86-94—. Tello Espinoza invocó el inciso 3 del artículo 429 del CPP. Precisó que el Colegiado interpretó indebidamente el artículo 19 del Decreto Supremo número 24-2002-MTC —Reglamento Nacional de Responsabilidad Civil y Seguros Obligatorios por Accidentes de Tránsito—, que indica que el pago del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito —en adelante SOAT— no exime al tercero civil de indemnizar los daños. Sin embargo, el Recurso de Casación número 10192-2016/Lima —emitido el veintiuno de julio de dos mil diecisiete por la Tercera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema— señala que la finalidad del SOAT es la cobertura de gastos e indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tránsito. Entonces, el SOAT ya cubrió el monto por los perjuicios ocasionados a los familiares de los occisos, motivo por el que debe eximírsele del pago de la responsabilidad civil.

[Continúa…]

[También te puede interesar: La protección de los animales domésticos frente a accidentes de tránsito cubiertos por SOAT]

Descarga el PDF completo aquí