TC: ¿en qué consiste la “motivación constitucionalmente deficitaria”? [EXP. N. 0 01747-2013-PA/TC]

0
171
TC ¿en qué consiste la “motivación constitucionalmente deficitaria”

ASUNTO

Recurso de agravio constitucional interpuesto por María Antonieta Escobar Velásquez contra la resolución expedida por la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República, de fojas 83 (cuadernillo de segunda instancia), de fecha 4 de octubre de 2012, que declaró improcedente la demanda de autos.                                                   

FUNDAMENTOS RELEVANTES

l. Mediante la demanda de autos la recurrente pretende que se revise la constitucionalidad de la sentencia de Casación N. 0 5905-2007, de fecha 3 de julio 2008, expedida por la Sala emplazada. Señala que ella vulnera sus derechos ndamentales, en particular los derechos a la debida motivación de las soluciones, a la tutela procesal efectiva, a la interpretación favorable al trabajador en caso de duda insalvable y a la igualdad ante la ley. Dicha resolución suprema fue expedida en el proceso de nulidad de despido seguido entre la recurrente y su exempleadora, Pisersa, y en ella se determinó que el despido del que fue objeto la recurrente era válido.

3. los En el caso de autos, la discusión consiste en determinar si la referida resolución suprema se encontraba debidamente motivada o no, al establecer que el despido del que fue objeto la recurrente no fue nulo, sino válido. A estos efectos, será necesario retomar los principales estándares que este Tribunal ha elaborado en materia de motivación de resoluciones judiciales.   

[Lee también: TC: Juez tiene plazo de 60 días máximo para que emitir sentencia [Exp. 05350-2009-PHC/TC]

7. Al respecto, este órgano colegiado considera que la motivación referida a los puntos ( 4) y (5), contenidas en la resolución cuestionada es, por una parte, insuficiente y por otra aparente. En el caso del punto ( 4 ), no se justifica suficientemente cómo es que el procedimiento de conciliación no puede considerarse como una forma que queja o proceso iniciado contra el empleador ante autoridad competente. Al respecto, es necesario tener en cuenta que la razón justificatoria que con claridad subyace al artículo 29 del Decreto Supremo N. 0 003- 97-TR es establecer en qué condiciones o circunstancias un despido puede ser considerado nulo, a fin de evitar represalias encubiertas por parte de los empleadores; asimismo, este Tribunal- precisamente en la sentencia a través de la cual admitió a trámite la presente causa, STC Exp. N. 0 02762-2010-PA- ha señalado que, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 47 del Decreto Supremo N.o 001-96-TR (que se refiere a que la queja o reclamo deba ser presentado ante autoridad «administrativa» o «judicial»), el reclamo planteado ante el centro de conciliación podría ser considerado «como un paso previo para un futuro reclamo judicial», asunto que no ha tenido en cuenta la Sala demandada. Es más, como se explicará luego, este Tribunal considera que una interpretación constitucionalmente conforme del artículo 29.c del Decreto Supremo N. 0 003-97- TR permitiría incluir al iniciar un procedimiento de conciliación como un supuesto protegido por la referida disposición, que no puede dar lugar a un despido válido.

8. Por otra parte, este órgano colegiado considera que la referencia contenida en el punto (5), con respecto a que la recurrente fue despedida por justa causa en · «ón del inciso a del artículo 24 del Decreto Supremo N. 0 003-97-TR, on ye una motivación aparente, pues la referencia a esta disposición tuvo como ~eto justificar la validez del despido de la recurrente. Sin embargo, y sobre la base de lo ya expresado, el despido solo podía realizarse (sin que corresponda ser calificado como nulo) si la trabajadora hubiera incurrido en alguno de los supuestos gravísimos establecidos en el inciso f del artículo 25 del Decreto Supremo N. 0 003- 97-TR, lo cual no ha ocurrido en el presente caso.  

 [Lee también: TC establece pauta sobre incorporación de oficio de medios probatorios [Sentencia 730/2021]

 9. Finalmente, la resolución de la Sala emplazada, tal como está redactada, no solo incurre en los defectos de motivación señalados, sino que también es contraria al contenido constitucionalmente protegido por el derecho al trabajo y, más específicamente, a la garantía de una adecuada protección contra el despido arbitrario, establecida en el artículo 27 de la Constitución. Efectivamente, la Sala Suprema ha incurrido en un déficit en el contenido atribuido a la garantía de este derecho, pues mediante su interpretación le ha dotado de un contenido menor al que constitucionalmente le corresponde, desprotegiendo al trabajador que busca hacer valer la nulidad de su despido conforme a ley, por la sola razón de haber iniciado su queja o procedimiento ante un centro de conciliación. Ello es, como ya se indicó, contrario a las razones que subyacen a lo dispuesto por el artículo 29 del Decreto Supremo N. 0 003-97-TR, así como contrario a los valores constitucionales que deben respetarse en toda relación laboral.        

[Continúa…]

[También te puede interesar: Características del principio acusatorio según el TC [Sentencia 901/2021]

Descarga el PDF completo aquí