TC resolvió que Sedapal vulneró el derecho de acceso al agua potable y el principio de igualdad [Sentencia 770/2021]

0
217
TC resolvió que Sedapal vulneró el derecho de acceso al agua potable y el principio de igualdad

EXP. N.° 03693-2019-PA/TC 
LIMA 
MARÍA CATALINA MIRANDA VDA. DE BARNUEVO

ASUNTO 

Recurso de agravio constitucional interpuesto por doña María Catalina Miranda Vda. de Barnuevo contra la resolución de folios 152, de 16 de mayo de 2019, expedida por la Segunda Sala Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declaró infundada la demanda de autos.

FUNDAMENTOS RELEVANTES 

1. La recurrente pretende que Sedapal le otorgue un suministro de agua independiente para su vivienda, departamento 204, ubicado en el jirón Restauración 570 del distrito de Breña, cuyo costo de instalación debe estar a su alcance. En tal sentido, solicita que se declare inaplicable la Carta 3952-2015-EC-B-CIC, de 24 de agosto de 2015 (folios 11), emitida por Sedapal, la cual le comunicó que su solicitud de factibilidad de conexión domiciliaria había sido desestimada. Alega la vulneración a los derechos a la vida, a la dignidad, al agua potable y a la salud, entre otros. 

2. La demanda fue presentada el 31 de agosto de 2015, y en ella se solicita una conexión de agua potable. En ese momento, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional establecía que el agua potable, debido a su condición de recurso natural esencial, se convierte en un elemento básico para el mantenimiento y desarrollo no solo de la existencia y la calidad de vida del ser humano, sino también de otros derechos elementales, como la salud, el trabajo y el medio ambiente, por lo que resulta prácticamente imposible imaginar que sin la presencia del líquido elemento el individuo pueda ver satisfechas sus necesidades básicas y aun aquellas otras que sin serlo, permiten la mejora y aprovechamiento de sus condiciones de existencia (cfr. sentencia emitida en el Expediente 03668-2009-PA/TC).

[Lee también: Se debe garantizar derecho de defensa de personas analfabetas y quechuahablantes [Expediente 03085-2019-PHC/TC]

5. Sobre este derecho se ha precisado que el Estado «se encuentra en la obligación de garantizarle cuando menos tres cosas esenciales: el acceso, la calidad y la suficiencia. Sin la presencia de estos tres requisitos, dicho atributo se vería desnaturalizado notoriamente al margen de la existencia misma del recurso. No se trata, pues, de proclamar que el agua existente, sino de facilitar un conjunto de supuestos mínimos que garanticen su goce o disfrute por parte del ser humano o individuo beneficiario (…)». (Cfr. sentencia emitida en el Expediente 06534-2006-PA/TC, fundamento 21). 6. Sin embargo el derecho al agua potable, como todo atributo fundamental, no es absoluto ni irrestricto en su ejercicio, pues encuentra límites en otros derechos constitucionales y en principios y bienes de relevancia constitucional. Es más su ejercicio se encuentra condicionado al cumplimiento de los reglamentos administrativos que determinan las relaciones empresas prestadoras-usuarios.

8. La jurisprudencia de este Tribunal se refiere a dos categorías jurídicoconstitucionales: discriminación y diferenciación. Así, tiene resuelto que la discriminación es aquel trato diferente y arbitrario que le impide a la persona acceder a oportunidades esenciales a las que otros, en su misma condición, tienen acceso (cfr. sentencia emitida en el Expediente 00090- 2004-AA/TC, fundamento 43). La diferenciación, en cambio, está constitucionalmente permitida siempre y cuando el trato desigual se funde en causas objetivas y razonables. Por el contrario, si tal desigualdad de trato no resulta razonable ni proporcional, se estará ante una discriminación, esto es, frente a una desigualdad de trato constitucionalmente intolerable (cfr. sentencia recaída en el Expediente 00048-2004-PI/TC, fundamento 62).

[Lee también: Alcances y límites de la jurisdicción comunal según TC [Sentencia 02765-2014-PA/TC]

9. La identificación del tratamiento diferenciado debe realizarse mediante la comparación entre el objeto, el sujeto, la situación o la relación que se cuestiona y otra identificable desde el punto de vista fáctico o jurídico, pero a la que se le asigna diferente consecuencia, que constituye lo que se denomina término de comparación (tertium comparationis). Este debe presentar una situación jurídica o fáctica que comparta una esencial identidad, en sus propiedades relevantes, con el trato que se denuncia. La inexistencia de caracteres comunes entre el trato que se cuestiona y la situación que se ha propuesto como término de comparación impide que se pueda determinar una intervención sobre el principio-derecho de igualdad.

15. En consecuencia, al acreditarse la vulneración del derecho a la igualdad, corresponde declarar fundada la demanda, a efectos de que se le otorgue el servicio de agua potable a la demandante.

16. Por ello, corresponde que la demandante pague el servicio de conexión conforme a la tarifa estándar que cobra la emplazada para tal efecto, y es de su responsabilidad realizar las obras al interior del inmueble para llevar a cabo dicho servicio desde el punto de conexión hasta su departamento, toda vez que este servicio mismo es prestado por una empresa estatal de derecho privado, constituida como sociedad anónima.

17. Finalmente, como consecuencia del carácter estimatorio de la demanda corresponde ordenar que la parte emplazada pague los costos procesales, conforme al artículo 28 del Código Procesal Constitucional, aprobado por la Ley 31307.

[También te puede interesar: TC falla contra millonaria devolución de dinero del banco Scotiabank]

Descarga el PDF completo aquí