Tercería de Propiedad [Casación 728 – 2021, Lima]

0
477
Terceria-de-Propiedad

Loading

Lima, veintiocho de noviembre de dos mil veintidós.- 

VISTOS; y, ATENDIENDO: 

PRIMERO.- Viene a conocimiento de esta Sala Suprema el recurso de casación1, interpuesto en fecha trece de octubre de dos mil veinte por el demandante Omar Boris Valderrama Campos, contra la sentencia de vista de fecha diez de agosto de dos mil veinte2, expedida por la Segunda Sala Comercial Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lima, que confirmó la sentencia de fecha veintisiete de mayo de dos mil diecinueve3, que declaró infundada la demanda de tercería de propiedad; con lo demás que contiene; por lo que, se procederá a calificar los requisitos de admisibilidad y procedencia de conformidad con los artículos 387° y 388° del Código Procesal Civil. 

[Lee también: Declaración judicial de copropiedad [Casación 455-2019, Cusco]

SEGUNDO.- Previo a verificar el cumplimiento de los requisitos necesarios para el recurso de casación, se debe considerar que este es un recurso extraordinario, eminentemente formal y técnico, por lo que tiene que estar estructurado con estricta sujeción a los requisitos que exige la norma procesal civil para su admisibilidad y procedibilidad, es decir, se debe puntualizar en cuál de las causales se sustenta, si es: i) en la infracción normativa; o, ii) en el apartamiento inmotivado del precedente judicial. Debe presentar, además, una fundamentación precisa, clara y pertinente respecto de cada una de las referidas causales, así como demostrar la incidencia directa de la infracción sobre la decisión impugnada. Siendo así, es obligación procesal del justiciable recurrente saber adecuar los agravios que denuncia a las causales que para la referida finalidad taxativamente se encuentran determinadas en la norma procesal civil, pues el Tribunal de Casación no está facultado para interpretar el recurso extraordinario, ni para integrar o remediar las carencias del mismo o dar por supuesta y explícita la falta de causal, tampoco para subsanar de ofi cio los defectos en que incurre la parte recurrente, en la formulación del referido recurso. 

TERCERO.- Así también, es menester recalcar que para los efectos del presente caso, el recurso de casación es un medio de impugnación extraordinario que procede contra las decisiones finales emitidas por la Sala Superior, en los casos previstos en la Ley, el que sólo puede versar sobre los aspectos de la sentencia de instancia relativos al Derecho aplicado a la relación de hechos establecidos (el juicio de hecho) y el incumplimiento de las garantías del debido proceso o infracción de las formas esenciales para la validez de los actos procesales. Se trata de una revisión de Derecho en que la apreciación probatoria queda excluida. La Corte Suprema, en casación, no es tercera instancia4. 

CUARTO.- En ese sentido se verifica que el recurso de casación cumple con los requisitos de admisibilidad previstos en el artículo 387° del Código Procesal Civil, pues se advierte que: i) Se impugna una resolución expedida por la Sala Superior respectiva que, como órgano de segundo grado, pone fin al proceso; ii) Se ha interpuesto ante la Sala que emitió la resolución impugnada; iii) Fue interpuesto dentro del plazo de diez días de notificada la parte recurrente con la sentencia de vista; y, iv) Se ha adjuntado arancel judicial por la interposición de recurso de casación conforme se verifi ca de autos. 

[Lee también: Mejor derecho de propiedad [Casación 2971-2022, Lambayeque]

QUINTO.- En cuanto al requisito de procedencia previsto en el inciso 1), del artículo 388, del Código Procesal Civil, se aprecia que el recurrente impugnó la sentencia de primera instancia que no fue favorable a sus intereses. 

SEXTO.- Para establecer el cumplimiento de los incisos 2 y 3, del precitado artículo 388, del Código Procesal Civil, la parte impugnante debe describir con claridad la infracción normativa o el apartamiento del precedente judicial, y demostrar la incidencia que la infracción tendría sobre la decisión impugnada. En el presente caso, se denunciala infracción normativa del artículo 2022 del Código Civil y el apartamiento inmotivado del VII Pleno Casatorio, argumentando lo siguiente: 

– El derecho de propiedad que le asiste sobre el inmueble materia de litis resulta indubitable en mérito del contrato de compraventa de fecha diecinueve de agosto de dos mil cuatro, así como su adenda de fecha veintidós de diciembre de dos mil cuatro, que tienen plena eficacia legal, toda vez que,

[Continúa…]

[También te puede interesar: Prescripción adquisitiva de propiedad [Casación 390-2020, Piura]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: