Uso de tacones altos para mujeres en centro laboral es discriminatorio e innecesario

0
424
Uso-de-tacones-altos-para-mujeres-en-centro-laboral-es-discriminatorio-e-innecesario

Loading

La sentencia indica cómo esta distinción en el calzado se configura como una distinción vinculada al sexo de los trabajadores. Más detalles aquí.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (España), declaró discriminatorio e injustificado la obligación de usar tacones altos que impuso el empleador a sus trabajadoras en el 2015. Por ello, declaró nula una sanción impuesta contra una trabajadora.

Así lo determinó la resolución 260/2015 que se interpuso en el Tribunal Superior de Justicia Español, detallando lo siguiente:

[Lee también: 7 preguntas que las mujeres no están obligadas a responder en una entrevista de trabajo]

UNDECIMO.-​ En segundo lugar hemos de examinar la diferencia respecto del calzado, habiendo quedado acreditado que a las trabajadoras se les impone el uso de zapatos de tacón y a los trabajadores zapato plano, lo cual, en palabras del Tribunal Supremo es un componente de distinción vinculado al sexo de las trabajadoras que al resultar obligatorio para ellas y no permitírseles que calcen zapatos sin tacón que sí utilizan los hombres de su misma categoría, supone una actitud empresarial que no resulta objetivamente justificada y por ello discriminatoria, pues, al igual que en la sentencia transcrita, de esa forma, lo que se evidencia y pretende con esa política empresarial de uniformidad obligatoria y característica para las mujeres, es proyectar al exterior una determinada imagen de diferencias entre hombres y mujeres que no se corresponde con una visión actual de los organismos públicos, lo que también pone de manifiesto que no resulta proporcional la medida en relación con el derecho de igualdad y no discriminación, ni es necesaria, pues si se concediera por la empresa la opción de llevar zapatos de tacón o planos a las trabajadoras que así lo desearan.

[Lee también: ¿Por qué es tan difícil probar el acoso laboral o mobbing? [BIEN EXPLICADO]

En su defensa, el empleador sostuvo que durante tres años la trabajadora re negó a usar el atuendo de la empresa, lo que fue considerado como un acto de desobediencia y fue suspendida sin goce de remuneraciones por seis meses.

[También te puede interesar: Representación de las mujeres en los gobiernos locales: Un análisis global]

Descarga el PDF aquí

Comentarios: