Valoración probatoria en el delito de lavado de activos [Recurso de Nulidad 1137-2017, Nacional]

0
223
delito de lavado de activos

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL TRANSITORIA

La valoración probatoria en el delito de lavado de activos

Sumilla. Las opiniones periciales pueden ser aceptadas o rechazadas por el juzgador, lo que depende de la valoración probatoria que realice. En este caso, la Sala Superior restó valor a las pericias que establecieron que los acusados presentaron desbalance patrimonial, por considerar que sus patrimonios acumulados serían producto de sus negocios o actividades comerciales; sin embargo, no se aprecian elementos de juicio que respalden esta conclusión. Por el contrario, se advierte de las pericias, que los negocios tuvieron baja rentabilidad e incluso reportaron pérdidas. En consecuencia, se denota que la Sala Superior no realizó una correcta valoración probatoria. Por tanto, debe anularse la absolución y ordenar un nuevo juicio.


[Lee también:  Criterios de la prueba indiciaria en el delito de lavado de activos (Casación N.° 675-2016, Ica)]


Lima, uno de julio de dos mil diecinueve

VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos por la FISCAL DE LA PRIMERA FISCALÍA SUPERIOR NACIONAL ESPECIALIZADA EN DELITOS DE LAVADO DE ACTIVOS Y PÉRDIDA DE DOMINIO y la PROCURADORA PÚBLICA A CARGO DE LOS ASUNTOS JUDICIALES DEL MINISTERIO DEL INTERIOR RELATIVO AL TRÁFICO ILÍCITO DE DROGAS, LAVADO DE ACTIVOS Y PÉRDIDA DE DOMINIO, contra la sentencia del veinticuatro de noviembre de dos mil dieciséis (foja 16279), emitida por el Colegiado C de la Sala Penal Nacional –en la actualidad, Corte Superior de Justicia Especializada en Delitos de Crimen Organizado y de Corrupción de Funcionarios–, en el extremo que absolvió de la acusación fiscal a Leónidas Claudio Alanya Pérez, Jenny Edith Chávez Alarcón, Susana Josefina Alanya Barzola de Vásquez, Enrique Luis Vásquez Barzola y Raúl Carrión Villazana, del delito de lavado de activos con agravantes, en perjuicio del Estado. Oído el informe oral. De conformidad en parte con la opinión del fiscal supremo en lo penal.

Intervino como ponente la jueza suprema Castañeda Otsu.

CONSIDERANDO

HECHOS OBJETO DEL PROCESO PENAL

Primero. Conforme con la acusación fiscal (foja 14168), el fiscal superior formuló los siguientes cargos:

Como imputación genérica, sostuvo que el tres de febrero de dos mil diez, personal de la Dirandro-Pucallpa, con participación del Ministerio Público, intervinieron el local de mecánica denominado El Chasqui, ubicado en el jirón Rioja s/n, manzana treinta y uno, lote cuatro, en el distrito de Raymondi, provincia de Atalaya, departamento de Ucayali. En este lugar se halló nueve cilindros metálicos con capacidad de cincuenta y cinco galones cada uno, que contenían insumos químicos, kerosene y productos fiscalizados, pertenecientes a Raúl Carrión Villazana. Este combustible habría sido almacenado inicialmente en el domicilio de Leónidas Claudio Alanya Pérez; por lo que, se efectuó un registro en el inmueble donde funciona su empresa Inversiones Alanya y se halló veintinueve galones de hiploclorito de sodio, cincuenta y cinco bolsas plásticas con las inscripciones “cal nieve Kimica” de un kilogramo cada uno, y treinta y tres bolsas plásticas con la inscripción “cal en obra”.

En ese aspecto, se le vinculó al acusado Alanya Pérez con actividades delictivas previas, concretamente con el tráfico de insumos químicos destinados a la elaboración de drogas tóxicas, lo que le habría generado ganancias que posteriormente fueron objeto de lavado, en la que intervinieron el propio Alanya Pérez, su conviviente Jenny Edith Chávez Alarcón, su hija Susana Josefina Alanya Barzola de Vásquez, su yerno Enrique Luis Vásquez Barzola, su amigo Raúl Carrión Villazana, y Gastón Ronald Yupa Paredes1.

Segundo. Como imputaciones específicas, se consignaron los siguientes:

2.1. Leónidas Claudio Alanya Pérez, se le atribuyó haber convertido las ganancias de origen ilícito, provenientes del tráfico de insumos químicos y productos fiscalizados, con el objeto de dificultar la identificación de su origen, evitar su incautación y posterior decomiso. Para tal efecto, constituyó empresas con el fin de colocar dinero producto de la citada actividad ilícita. Utilizó a sus familiares y personas afines; y, de este modo, se le dio la apariencia de licitud, para posteriormente hacer creer que dichas empresas le generaban rentabilidad. Luego, utilizó dicho dinero en la compra de diversos bienes muebles e inmuebles y activos para sus empresas Inversiones Alanya y Constructora Alanya. También se le atribuyó haber realizado depósitos de dinero en efectivo, transferencias bancarias y préstamos. Con ello, logró que los activos ilícitos se incorporen al tráfico comercial.

2.2. Jenny Edith Chávez Alarcón, conviviente de Alanya Pérez, se le imputó haber fungido de próspera empresaria y haber participado como testaferra en la conformación de empresas de fachada constituidas por su conviviente, como el Grifo Alanya E. I. R. L. y Grifo Alanya. No demostró el origen lícito de su patrimonio que le permitió adquirir diversos bienes muebles e inmuebles, así como la constitución de empresas.

2.3. Susana Josefina Alanya Barzola de Vásquez y Enrique Luis Vásquez Barzola, hija y yerno de Alanya Pérez, se les atribuyó haber fungido de prósperos empresarios con gran poder adquisitivo, y haber participado en la conformación de empresas y adquisición de bienes inmuebles. Ambos aparecen como sus titulares. No demostraron la procedencia u origen del dinero utilizado para la adquisición de cuatro inmuebles.

Asimismo,  no acreditaron  con evidencia contable el crecimiento económico inusual y vertiginoso de sus empresas Petrogas Vásquez Alanya E. I. R. L., Logistic Vásquez Alanya E. I. R. L., Constructora Vásquez Alanya E. I. R. L., pues se dieron múltiples incrementos de capital de adquisiciones de bienes muebles e inmuebles. Ambos acusados habrían participado en la creación de la empresa fachada Grupo Alanya E. I. R. L., que se creó con fines de lavado de activos, y que contó con la participación de Alanya Pérez.


[Lee también:  Lavado de activos: valoración de pericias contables de cargo y de descargo [R.N. 719-2018, Apurímac]


2.4. Raúl Carrión Villazana, se le imputó haber integrado la organización liderada por Alanya Pérez, y que en tal condición cumplía el rol de acopiar los insumos químicos y productos fiscalizados. Con esta actividad obtenía ganancias ilícitas, las que pretendió ocultar con la adquisición de los siguientes inmuebles: i) lote catorce, manzana doscientos setenta y cuatro-A, de la lotización Pucallpa, distrito de Callería; y ii) lote de terreno seis, manzana doscientos noventa y tres, ambos en Coronel Portillo, Pucallpa. También se le atribuyó haber realizado transferencias bancarias con fines de lavado, no habiendo justificado con evidencia documental el desbalance patrimonial que se determinó.


Descarga el PDF completo aquí