VIOLACIÓN DEL SECRETO DE LAS COMUNICACIONES: ¿procede la prescripción de la acción penal a pesar que haya transcurrido más de 7 años de los hechos imputados? [Recurso de Nulidad 2489-2018, Callao]

0
596
¿procede la prescripción de la acción penal a pesar que haya transcurrido más de 7 años de los hechos imputados?

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA SALA PENAL TRANSITORIA

PRESCRIPCIÓN Y NULIDAD EN EL EXTREMO DE SENTENCIA ABSOLUTORIA

Sumilla. La prescripción de la acción penal es un supuesto de extinción de la responsabilidad penal. En el caso concreto, al haber transcurrido más de siete años y medio de los hechos imputados que configurarían el delito previsto en el artículo 162 del Código Penal, agravado por la condición de funcionario público, ha operado la prescripción de la acción penal.

Asimismo, no existió una motivación suficiente y congruente en el extremo absolutorio por el delito de asociación ilícita. En tal sentido, corresponde anular la decisión recurrida y, en este extremo, ordenar un nuevo juicio oral.

Lima, veintisiete de setiembre de dos mil diecinueve

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por Pedro  Alfredo  del  Río  Cárdenas,  FISCAL  ADJUNTO  SUPERIOR, DE  LA  SEGUNDA  FISCALÍA SUPERIOR DEL CALLAO, contra la sentencia del veintiuno de setiembre de dos mil dieciocho (foja 3542), emitida por la Primera Sala Penal Liquidadora de la Corte de Justicia del Callao, en los extremos que: I) Absolvió a Ernesto Augusto Torres Córdova, de la acusación fiscal como autor de la comisión del delito contra la libertad, en la modalidad de violación del secreto de las comunicaciones mediante actos de interferencia o escucha telefónica agravado  por  la  condición  de  funcionario  público,  en  perjuicio  de  Anaelena Castañeda Ríos, Verónica Janeth Luján Caso, Ana María Brito Morán de Alzamora, Félix Manuel Moreno Caballero y el Gobierno Regional del Callao; y, como autor del delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad asociación  ilícita  para delinquir  en perjuicio del  Estado.  II)  Absolvió  a  Roberto Joaquín Martínez Vera Tudela de la acusación fiscal como instigador de la comisión del delito contra la libertad, en la modalidad de violación del secreto de la comunicaciones mediante actos de interferencia o escucha telefónica agravada por la condición de funcionario público, en perjuicio de Félix Manuel Moreno Caballero. Oído el informe oral.

De conformidad, en parte, con lo opinado por el fiscal supremo.

Intervino como ponente la jueza suprema Castañeda Otsu.


[Lee también: ¿Cuándo se autoriza un análisis probatorio en la improcedencia de acción, a pesar de los hechos en el relato fáctico? [Casación N° 416-2020, Nacional]


CONSIDERANDO

AGRAVIOS FORMULADOS EN EL RECURSO DE NULIDAD

Primero. El fiscal adjunto superior, de la Segunda Fiscalía Superior del Callao, en su recurso de nulidad (foja 3565), solicitó se declare nula la sentencia absolutoria   y   se   ordene   nuevo   juicio   oral.   Señaló   que   no   se   valoraron correctamente los medios probatorios existentes. Asimismo, se vulneró la garantía constitucional de debida motivación. Precisó que no se valoró adecuadamente la declaración del testigo Wilbur Castillo Sánchez (foja 2659) que vincula al acusado Torres Córdova y a Roberto Martínez Vera Tudela con los hechos materia del proceso. Tampoco se valoraron otros medios de prueba, como el Oficio N.° 226-2012-MP-FECOR-3-FP, el acta de verificación y constatación, entre otros. Por último, no se valoraron adecuadamente las pruebas que sustentan la existencia de los sujetos identificados como Ángel y Aldo quienes formaban parte de la organización criminal destinada a escuchas telefónicas ilegales junto con el acusado Torres Córdova.

IMPUTACIÓN FÁCTICA

Segundo. Conforme con la acusación fiscal escrita (fojas 3086 y 3155) ratificada   en   juicio   oral,   se   imputó   al   procesado   Ernesto   Augusto   Torres Córdova,  en  su  condición  de  jefe  del  Área  de  Análisis  de  Información  de  la Municipalidad Distrital de Ventanilla haber intervenido la central telefónica de la citada Municipalidad, ubicada en el local denominado La Piscina, durante el periodo de junio a agosto de 2011, con el propósito de escuchar las conversaciones telefónicas de los trabajadores de la subgerencia de logística. Hechos que fueron descubiertos a principios del mes de junio de 2011, cuando Wilbur Brisbane Castillo Sánchez, en su condición de trabajador de la subgerencia de análisis de la información de la referida Municipalidad, observó que el imputado Torres Córdova salía de manera sospechosa del local mencionado, motivo por el cual Castillo Sánchez ingresó a dicho ambiente y pudo ver que había una bolsa negra que colgaba de la central telefónica y al abrirla descubrió que contenía una grabadora marca Sony con un cableado tipo cocodrilo, en la cual se registraban las conversaciones del personal del área de Logística.

Asimismo, se atribuye que durante el periodo de setiembre a inicios de octubre de dos mil once pretendió interceptar las comunicaciones de los agraviados Félix Manuel Moreno Caballero y el Gobierno Regional del Callao, acción para la cual utilizó, entre otros mecanismos, un dispositivo que previamente había sido instalado en una de las cajas del sistema electrónico adyacente a la sala de recepción de la citada entidad.

Por último, se le imputó formar parte de una organización criminal destinada a cometer delitos de interceptación telefónica, junto con los sujetos identificados como Ángel, Aldo y Castrol, puesto que en forma organizada y permanente se encargaban de conducir y custodiar las casas o bases de escucha, ubicadas en el jirón Washington N.° 136 y en la avenida Dos de Mayo N.° 923 del Callao; siendo Ángel y Aldo quienes reportaban directamente al imputado Torres Córdova sobre los avances de la actividad ilícita, mientras que Castrol se encargaba de las conexiones.


[Lee también: ¿Cuándo se autoriza un análisis probatorio en la improcedencia de acción, a pesar de los hechos en el relato fáctico? [Casación N° 416-2020, Nacional]


Asimismo, se imputó a Roberto Joaquín Martínez Vera Tudela haber inducido al acusado Torres Córdova, a fin de que intervenga las comunicaciones de Félix Manuel Moreno Caballero, hecho que se habría suscitado en setiembre de 2011, fecha en que el agraviado ejercía el cargo de presidente del Gobierno Regional del Callao, y que fue descubierto a raíz de la conversación grabada que sostuvieron el testigo Marco Antonio Ancieta Colona, a solicitud de su primo, el acusado Torres Córdova y el citado Martínez Tudela.

FUNDAMENTOS DE LA SALA PENAL SUPERIOR

Tercero. La Primera Sala Penal Liquidadora, de la Corte Superior de Justicia del Callao, emitió sentencia el veintiuno de setiembre de dos mil dieciocho (foja

3542) en la cual absolvió a Ernesto Augusto Torres Córdova y a Roberto Joaquín Martínez Vera Tudela de la acusación fiscal formulada. Señaló, en esencia, que respecto al delito de interferencia telefónica no existían pruebas, por lo que consideró que se generó una situación de duda razonable que debe favorecer a los acusados. Respecto al delito de asociación ilícita, señaló que no se cuenta con la debida identificación de los sujetos identificados con los sobrenombres de Ángel, Aldo y Castrol, ni prueba suficiente de su actividad criminal, por lo que no se desvirtuó la presunción de inocencia de Torres Córdova por el citado delito.


Descarga el PDF completo aquí