Violación sexual de menor: Memoria y relato del testigo-víctima. Testigo de oídas, naturaleza y valoración [Casación 40-2020, Huancavelica]

0
590
Violación sexual de menorCasación 40-2020, Huancavelica

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Actos contra el pudor, principio de inmediación y motivación de las resoluciones judiciales 

SUMILLA: I. Se observa que la Sala Penal Superior realizó una valoración autónoma y, por ello, contravino lo previsto en el artículo 425, numeral 2, del Código Procesal Penal; pues, pese a que no se actuaron elementos de juicio en la etapa de apelación, otorgó un valor distinto a la prueba personal sometida a inmediación por los jueces sentenciadores de primera instancia, es decir, las declaraciones de las menores de iniciales M. S. O. y B. S. H. Q., y en esas condiciones estableció que existieron contradicciones. II. Se soslayaron criterios básicos de valoración de prueba, entre ellos, por ejemplo, que si bien las deposiciones de los testigos-víctima deben persistir en el tiempo, ello no implica que en los diversos estadios se deba expresar un relato idéntico, a modo de reiteración automática. El transcurso del tiempo —o, en su caso, la grave afectación psicológica— da lugar a que la memoria del deponente pueda verse modificada, sea por el olvido o por el estado de negación que suele aparecer en los perjudicados. En esa línea, no toda disparidad autoriza a rescindir el valor epistémico de una testifical. 

[Lee también:  Violación sexual de menor:  criterios para aplicar “error de comprensión culturalmente condicionado” [Acuerdo Plenario 1-2015/CIJ-116]

Antes bien, su fiabilidad dependerá de si se trata de detalles centrales, periféricos o colaterales. Solo si se constata lo primero, se restaría virtualidad a la sindicación. En cambio, si se coteja lo segundo y tercero, no existe desmerecimiento objetivo. III. Consiguientemente, se aprecia que el discurso argumentativo de la sentencia de vista sometida a control casacional carece de probabilidad atendible de producción, toda vez que subyacen hipótesis alternativas que, razonablemente, poseen un mayor nivel de conclusividad lógica. Por su parte, de acuerdo con la sentencia de primera instancia, fluye prueba de cargo suficiente, obtenida y practicada conforme los cánones constitucionales y legales, que franquea el ordenamiento jurídico, y valorada con pleno respeto de los principios de la lógica, las máximas de la experiencia y los criterios científicos; por ello, la condena penal de FÉLIX ALDO PALOMINO HUARCAYA como autor del delito de actos contra el pudor, en agravio de los menores identificados con las iniciales M. S. O. y B. S. H. Q., está debidamente justificada. En la pretensión impugnativa no se incorporó cuestionamiento a las consecuencias jurídicas; por ende, se mantienen inalterables. En ese sentido, de acuerdo con el artículo 433, numeral 2, del Código Procesal Penal, se declarará fundado el recurso de casación y, actuando en sede de instancia, sin reenvío, se confirmará la sentencia de primera instancia en todos sus extremos.

Lima, veintitrés de marzo de dos mil veintidós. 

[Lee también:   La Desvinculación Procesal: de violación sexual de menor a actos contra el pudor de menor [Recurso de Nulidad 1864-2019, Lima]

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por el señor FISCAL ADJUNTO SUPERIOR contra la sentencia de vista, del veintiséis de noviembre de dos mil diecinueve (foja 283), emitida por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Huancavelica, que revocó la sentencia de primera instancia, del veintiséis de julio de dos mil diecinueve (foja 162), que condenó a FÉLIX ALDO PALOMINO HUARCAYA como autor del delito contra la libertad-actos contra el pudor, en agravio de las menores identificadas con las iniciales M. S. O. y B. S. H. Q., a veintiún años, nueve meses y dos días de pena privativa de la libertad e inhabilitación, según el artículo 36, numeral 11, del Código Penal, y fijó como reparación civil la suma de S/ 6000 (seis mil soles); con lo demás que contiene; reformándola, lo absolvió del requerimiento de acusación por el delito y agraviados mencionados.

Intervino como ponente el señor juez supremo COAGUILA CHÁVEZ. 

FUNDAMENTOS DE HECHO

§ I. Del procedimiento en primera y segunda instancia

Primero. Mediante requerimiento del dos de octubre de dos mil dieciocho (foja 2 en el cuaderno respectivo), se formuló acusación fiscal contra FÉLIX ALDO PALOMINO HUARCAYA como autor del delito de actos contra el pudor, en agravio de las menores de iniciales M. S. O. y B. S. H. Q. Se postuló como calificación jurídica lo previsto en el artículo 176- A, primer párrafo, numeral 3, y último párrafo, del Código Penal. Se solicitó la imposición de las siguientes consecuencias jurídicas: veintiún años, nueve meses y dos días de pena privativa de la libertad, inhabilitación por el mismo tiempo y el pago de S/ 6000 (seis mil soles) como reparación civil.

[Continúa]

[También te puede interesar: Violación Sexual: Principio de pertinencia de la prueba [Recurso de Nulidad 670-2019, Junín] 

Descarga el PDF completo aquí