Violación Sexual: La retractación de la víctima genera dudas sobre la comisión de los delitos imputados [Recurso de Nulidad 304-2021, Lima]

0
117
Violación Sexual Recurso de Nulidad 304-2021

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL TRANSITORIA 

Duda razonable

Las circunstancias en las que se habrían suscitado los hechos y el acto de retractación de las víctimas, genera duda razonable sobre la comisión de los delitos imputados. Por consiguiente, corresponde absolver de los cargos al acusado.

Lima, once de mayo de dos mil veintidós

VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos por el representante del Ministerio Público y la defensa de Ricardo Huarac Quispe contra la sentencia del 29 de noviembre de 2019 emitida por la Cuarta Sala Penal para Procesos con Reos Libres de la Corte Superior de Justicia de Lima1. El Ministerio Público impugna la sentencia en el extremo que absolvió al mencionado imputado en su condición de presunto autor del delito de actos contra el pudor en agravio del menor identificado con clave 27-03. 

[Lee también: Violación sexual: declaración de la víctima no se realizó en cámara Gesell [Recurso de Nulidad 440-2019, Lima Norte]

Por su parte, el acusado RICARDO HUARAC QUISPE impugna la sentencia en el extremo que por mayoría lo condenó como autor de los delitos de violación sexual y actos contra el pudor en agravio de la menor identificada con clave 27-02.

Intervino como ponente el juez supremo Prado Saldarriaga.

FUNDAMENTOS

Primero. El recurso de nulidad está regulado en el artículo 292 del Código de Procedimientos Penales (en adelante, C de PP) y constituye el medio de impugnación de mayor jerarquía entre los recursos ordinarios del ordenamiento procesal peruano2. Está sometido a motivos específicos y no tiene (salvo las excepciones de los artículos 330 y 331), efectos suspensivos de conformidad con el artículo 293 del mismo texto procesal. El ámbito de análisis de este tipo de recurso permite la revisión total o parcial de la causa sometida a conocimiento de la Corte Suprema, tal y como lo regula el contenido del artículo 298 del C de PP.

II. IMPUTACIÓN FÁCTICA

Segundo. Según la acusación fiscal el acusado Ricardo Huarac Quispe aprovechó la relación de convivencia que tenía con Elizabeth María Casachagua Salcedo para realizar actos contrarios al pudor en agravio del menor identificado con clave 27-03. Asimismo, habría cometido igual delito y adicionalmente el de violación sexual en agravio de la menor identificada con clave 27-02.

En ambos casos aprovechó que todos dormían en una sola habitación en dos camas que estaban unidas. Comenzó a realizarle tocamientos a la menor clave 27-02 en septiembre de 2009. También abusó sexualmente de ella vía vaginal habiéndose percatado de ello cuando despertó un día. Esto sucedió en distintas ocasiones mientras dormía. La agraviada no informó a sus padres por temor a represalias porque el acusado agredía físicamente a su madre.

En el caso del agraviado identificado con clave 27-03, dicho acusado le habría realizado tocamientos indebidos hasta en dos ocasiones en octubre de 2010, pero dicho menor se habría defendido pateándole la mano.

[Lee también: Violación sexual de menor:  criterios para aplicar “error de comprensión culturalmente condicionado” [Acuerdo Plenario 1-2015/CIJ-116]

III. FUNDAMENTOS DE LOS RECURSOS DE NULIDAD

Tercero. El representante del Ministerio Público impugnó la absolución por delito de actos contra el pudor con los siguientes agravios:

3.1. El menor agraviado con clave 27-03, tenía 12 años de edad cuando sucedieron los hechos en octubre del 2010.

Esto está acreditado con su acta de nacimiento que precisa que nació el 5 de noviembre de 1997.

3.2. La declaración del menor cumple con los requisitos del Acuerdo Plenario N.º 2-2005/CJ-116. A nivel preliminar el menor señaló que cuando dormía en una cama con sus hermanos sintió que alguien le tocaba las piernas por encima del short y respondió pateándolo. Era el acusado quien se volteó y se quedó dormido. Esta situación se volvió a repetir la semana siguiente.

3.3. Un elemento periférico que corrobora lo expresado por el menor es la declaración de su madre quien debido a lo sucedido se separó del acusado.

Además, se cuenta con el protocolo de pericia psicológica donde se concluyó que el menor presenta un trastorno de las emociones compatible con actos contra su normal desarrollo psicosexual. El perito Boris Raúl Quincho Yaya fue a juicio y señaló que no había evidencias de que haya sido influenciado.

3.4. Si bien el menor acudió al juicio oral después de 9 años y dio una versión distinta esta nueva versión no tendría coherencia interna, exhaustividad, ni corroboración. Además, no ha dado una versión creíble sobre su nueva narrativa. Solo dijo que lo había inventado. Este cambio de versión pudo darse porque el acusado es padre de dos de los hermanos de la víctima.

Cuarto. La defensa de Ricardo Huarac Quispe impugnó la condena por delito de violación sexual y actos contra el pudor. Solicitó la absolución por duda razonable por lo siguiente:

4.1. No se aceptó la retractación de los agraviados pese a que ambos acudieron al juicio oral y aseguraron que su primera versión obedeció al resentimiento que le tenían al acusado porque los había alejado de su madre.

4.2. Se ha condenado con una declaración inconsistente y débil. Si bien el certificado médico legal concluyó que la menor presentaba himen con desgarro antiguo es porque mantuvo relaciones sexuales con otra persona.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Violación Sexual: Principio de pertinencia de la prueba [Recurso de Nulidad 670-2019, Junín]

Descarga el PDF completo aquí