Violación sexual: ¿Las sugilaciones en el cuello constituyen por sí mismas lesiones de defensa? [Recurso de Nulidad 1708-2021, Lima Este]

0
38
Violación sexual Recurso de Nulidad 1708-2021, Lima Este

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL TRANSITORIA

Presunción de inocencia. Absolución por duda razonable

Sumilla. Ninguno de los medios de prueba acopiados permite sustentar con grado de certeza necesario para enervar la presunción de inocencia del encausado. 

En lo actuado confluyen razones opuestas que además del presente factum podrían responder a un supuesto fáctico incriminatorio distinto, lo que impide arribar a una condena penal plena.

En atención a lo expuesto, considerando que la presunción de inocencia del imputado (prevista en el apartado e del inciso veinticuatro del artículo dos de la Constitución Política del Perú) se mantiene incólume, corresponde confirmar su absolución ante la duda razonable.

[Lee también: Conclusión anticipada en delitos de violación sexual [Casación 490-2019, Arequipa]

Lima, tres de mayo de dos mil veintidós

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por el representante del Ministerio Público contra la sentencia del veintiséis de febrero de dos mil veintiuno emitida por la Segunda Sala Penal de Apelaciones Permanente de San Juan de Lurigancho de la Corte Superior de Justicia de Lima Este (foja 431), en el extremo que absolvió al encausado Cristhian Ronald Majino Chávez como presunto autor del delito contra la libertad sexual-violación sexual agravada, en perjuicio de M. Y. C.

Intervino como ponente el juez supremo Brousset Salas.

CONSIDERANDO

HECHOS IMPUTADOS Y CALIFICACIÓN JURÍDICA

Primero. Conforme con la acusación fiscal formulada por dictamen del doce de febrero de dos mil veinte (foja 214), los hechos incriminados, objeto del presente análisis, refieren que:

1.1. El catorce de septiembre de dos mil diecinueve, aproximadamente a las 19:30 horas, en el domicilio ubicado en el lote 8 de la manzana B del asentamiento humano Futuro 2000 (sector Nueva Juventud-San Juan de Lurigancho), cuando la agraviada acudió al domicilio del encausado Cristhian Ronald Majino Chávez.

1.2. En dicho lugar, el encausado solicitó a la agraviada mantener relaciones sexuales. Ante su negativa, forcejeó con ella y la sujetó de los brazos, para lo cual utilizó violencia para separar sus piernas y ultrajarla sexualmente.

1.3. La acción descrita generó lesiones en los muslos de la agraviada, frente a lo cual esta no opuso mayor resistencia, debido al temor de que el procesado le hiciera daño.

Segundo. En cuanto a la calificación jurídica, el titular de la acción penal postuló la configuración del delito contra la libertad sexual-violación sexual agravada, prevista en el numeral 3 del artículo 170 del Código Penal, modificado por el artículo 1 de la Ley N.° 30838, vigente a la fecha de los hechos.

[Lee también: Violación Sexual: inexistencia de pruebas incriminatorias [Recurso de Nulidad 341-2021, Piura]

DELIMITACIÓN DEL RECURSO IMPUGNATORIO

Tercero. La representante del Ministerio Público, mediante recurso formalizado por escrito del doce de marzo de dos mil veintiuno (foja 463), impugnó el extremo absolutorio por el delito de violación sexual agravada. Denunció vicio de motivación errónea, deficiente apreciación de la prueba y distorsión de los requisitos del tipo penal. Postuló como agravios que:

3.1. El tomar como factor que resta veracidad al relato de la agraviada el hecho de no mencionar el ultraje al momento de intervención policial, implica desconocer la vulnerabilidad de una mujer sometida a abuso; así como de las circunstancias emocionales propias del momento por el que atraviesa. El policía interviniente indicó que la intervención fue muy rápida, esto es, no hubo lugar para un relato tranquilo y detallado.

3.2. La sentencia asume una apreciación sesgada de los hechos. Si bien se materializaron sugilaciones recíprocas, se omitió precisar que la agraviada tenía además equimosis en ambos brazos y cara interna de los muslos, signos que son claramente indicadores del uso de la fuerza para vencer una resistencia de la víctima, la misma que fue inicial y, luego, ante la superioridad de la fuerza del agresor y los antecedentes y amenazas de la agresión conllevaron a que esta cediera finalmente y le dejara tener acceso carnal.

3.3. La víctima se encontraba junto con su menor hijo, a quien tenía el deber de cuidar, hecho que motivó que evitara provocar cualquier hecho de violencia de parte del agresor y no solo el cuidado de su propia integridad.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Mujer denuncia violación sexual porque su pareja se retiró el preservativo]

Descarga el PDF completo aquí